Interview With Natalia Oreiro For Ciudad.com

En su regreso a la televisión con la miniserie Lynch, que se verá por Moviecity, la uruguaya habló de su relación con Ricardo Mollo, su maternidad, proyectos y más en una charla íntima.
A un mes de haber dado a luz a Merlín, Natalia Oreiro ya está de vuelta en el ruedo. En esta oportunidad, para estrenar Lynch, la nueva miniserie de Moviecity que marca su vuelta a la televisión, desde el domingo 18 a las 20 horas (con repetición a las 23) por la señal de cable. Y en medio de la presentación de la mega producción, la uruguaya habló en exclusiva con Ciudad.com sobre el regreso al trabajo, y sobre su reciente maternidad, la relación con su esposo Ricardo Mollo y algunos rumores que circularon en los últimos días.
-Lynch es tu gran regreso a la televisión, después de Amanda O y el éxito de Sos mi vida.
-Exactamente, y esta serie tiene la misma particularidad que Amanda O, porque también se estrena previamente por Internet (el viernes 16 por Moviecity Play).
-¿Qué tiene que esperar la gente? ¿De qué se trata Lynch?
-Es una comedia de humor negro, 13 episodios que tocan el drama porque habla de la muerte, pero con muchos toques de comedia, sátira, surrealismo. Es bizarra por momentos. Es una historia que cuenta la vida de una pareja que tiene una funeraria, y que inventa la muerte de personas que por X motivo tienen que desaparecer. Entonces, le inventan la nueva personalidad, le hacen el velorio, invitan a su famila, ellos pueden ver si la gente que juraba amarlos, finalmente la quería o no.
-Contamos de tu personaje.
-Soy la villana de la historia. Una mujer estafadora, inescrupulosa, que abandona a su marido y a su hijo, y regresa luego de 14 años con un balazo en el brazo y un botín de un millón de dólares para pedirle a Lynch, que es el dueño de la funeraria y su ex pareja, que la haga pasar por muerta a cambio del dinero. Esa es la primera muerta que inventan.
-Pero te quedás como socia de la funeraria.
-Sí, muy a regañadientes de Lynch, que obviamente no sólo me odia por haberlo abandonado sino por haberlo metido en este ilícito. El es lo opuesto a mi personaje, psicorígido, tradicional, serio, gris, monocorde. No quiere que su hijo se entere que yo soy la madre, luego mi hijo se va a enamorar de mí. Es un culebrón latinoamericano en el formato de serie.
-Hablando de todo un poco, sin necesidad de fingir tu muerte (risas), en tu carrera pasaste de ser actriz a cantante y hasta modista con Las Oreiro. ¿Pensás retomar la carrera como cantante?
-En este momento, hace ya unos años, estoy enfocada en la actuación, principalmente en el cine. Lo que me sucedió es que estaba haciendo una gran carrera en el exterior como cantante, pero no me sentía lo suficientemente plena como para seguir por ese rumbo. Entendí que uno no puede abarcar todo, y luego de preguntarme lo que quería, me reconocí como actriz y puse todas mis fichas ahí. He hecho comedia musical o he cantado alguna que otra canción. Me gusta como actriz poder usar mi instrumento a favor del personaje.
-¿Y producir algo en conjunto con tu esposo, Ricardo Mollo?
-Ricardo produjo varios de mis temas. De hecho en Miss Tacuarembó él me produjo varias de las canciones, además de que Ale Sergi es el productor. En las novelas que canté las produjo Ricardo también. En casa la música está presente, tenemos un estudio y eso siempre está. En algún momento surgió la posibilidad de hacer algo, pero yo necesito ser esto, lo que soy hoy. Lo otro es algo que puede adaptarse siempre y cuando me dé el espacio.
-Se te ve preciosa y alegre, ¿estás feliz con la maternidad?
-Estoy muy contenta, con mucho sueño (risas). Todas las mamás y papás sabrán que el primer mes es algo… Pero muy contenta, aprendiendo día a día cómo es esto de ser mamá. Disfrutándolo mucho en la intimidad.
-¿Por qué creés que se dijo que estabas deprimida?
-Yo me pregunto lo mismo. Creo que en principio hablar es gratis y después creo que cuando uno no se expone, la gente con mala leche empieza a decir cualquier cosa para vender revistas. No tengo idea. Yo creo que las mentiras no se aclaran, se aclaran los malentendidos, y esto es algo con mucha saña. Y la depresión post parto es algo que muchas mujeres padecen y no se tiene que tocar un tema así con tanta frivolidad. Por suerte no es mi caso, yo estoy muy bien. Lo que ves es lo que soy, pero me pareció horrible, innecesario. Pero bueno, cada cual tiene su conciencia.
-¿Cuáles son tus proyectos a futuro?
-Filmo una película a mediados de año con Lucía Puenzo. Además estreno en el Festival de Cannes y conjuntamente en Argentina, Infancia clandestina de Benjamín Avila, que filmé el año pasado.
-¿Y cómo te llevás con tu faceta de empresaria textil?
-Lo de la ropa es algo que tiene que ver más con un emprendimiento familiar, casi un hobbie, aunque es una empresa. Yo me siento una actriz que canta y diseña, pero cien por ciento actriz. Eso es lo que verdaderamente me gusta.

Source:ciudad.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: